Virgen de Guadalupe: ¿invención de fe de los españoles para dominar América?

Virgen de Guadalupe: ¿invención de fe de los españoles para dominar América?

24 September, 2018 0 By yadenunciamx

EMOTICON SOPR

FOTO DE INTERNET

Cada año toneladas de basura dejan los creyentes católicos durante la peregrinación hacia la Basílica de Guadalupe, como parte de una tradición para agradecer todos los milagros a la Virgen Morena, inspirados por su fe lo hacen como una forma de liberación y respeto hacia esta figura.

Lo cierto es que muchas personas ignoran el hecho de que sus antepasados fueron adoctrinados por conquistadores españoles, cuyo único interés era deshacerse de los salvajes nativos y sus costumbres, tradiciones, dioses y rituales para establecer sus propios ideales en estas tierras mexicas.

Antes de la llegada de los españoles, los habitantes de Tenochtitlan creían en distintas deidades que guiaban por completo sus estilos de vida, entre sus deidades destacaban Tláloc, Quetzalcóat, Tezcatlipoca y Huitzilopochtli. Cuando los conquistadores llegaron, se encontraron con el reto de establecer la religión cristiana como la única y dominante.

Anuncios

Uno de los principales métodos fue el de destruir por completo las antiguas creencias mezclándolas con elementos cristianos. Una de las figura más peculiares fue una llama Tonantzin, quien era considerada la Diosa Madre. De acuerdo con el autor D.A. Branding, los aztecas solían realizar actividades de peregrinación para adorar a Tonantzin en un templo construido en el Tepeyac, a las afueras de la Ciudad de México.

Debido a lo anterior y como parte de la conversión, los religiosos europeos destruyeron la construcción y la reemplazaron con una capilla dedicada a la Virgen María, madre de Jesús. Los indígenas continuaban yendo a agradecer a su diosa madre, pensando que los invasores finalmente la habían aceptado.

A pesar de que algunos expertos católicos afirman que la existencia de Juan Diego y la aparición de la Virgen son reales, todos los documentos que hablan sobre esas figuras son considerados recuentos de segunda mano, pues mencionan que Don Juan de Zumárraga, primer Arzobispo de la Nueva España pudo haber sido responsable de la idea de usar a Tonantzin para evangelizar a los nativos con ayuda de otro sacerdote encargado de traducir al náhuatl los textos sagrados: Bernardino de Sahagún, aunque todo indica que esto está lejos de ser verdad.

Anuncios

El primer indicio que demuestra la nula existencia de Juan Diego y de las cuatro apariciones es el hecho de que la mayoría de los textos que hablan sobre los sucesos establecen a Zumárraga como el principal responsable, y lo extraño es que el Arzobispo era un ávido escritor y documentaba gran parte de lo que ocurría en la Nueva España; sin embargo, no hay nada escrito por él sobre la virgen.

Los únicos documentos válidos que hablan sobre la Virgen datan del siglo XVI y solo relatan la discusión que tenían los predicadores Franciscanos y los Dominicanos sobre el culto que se generaba alrededor de la imagen que ahora los indígenas adoraban.

Asimismo, D. Branding, Miguel León-Portilla y Edmundo O’Gorman son algunos de los historiadores que afirman que el mito de Juan Diego fue creado por Antonio Valeriano, el mexica más fiel al cristianismo y asistente de Bernardino de Sahagún. Se cuenta que tenía mucho conocimiento sobre las costumbres de los nativos, y fue así como se le ocurrió la manera perfecta de atrapar su atención.

Aunque es posible que Juan Diego haya existido, es poco probable que haya tenido una visión y haya presenciado un milagro. Se especula que, en tiempos de Zumárraga, los indígenas que peregrinaban para honrar a Tonantzin comenzaron a usar nombres diferentes para referirse a ella. Autores como el padre Mariano Jacobo Rojas sugieren que ‘Coatlaxopeuh‘ pudo haber sido una palabra de origen náhuatl que eventualmente se convirtió en Guadalupe.

Anuncios

Su significado era ‘Aquella que tiene dominio sobre las serpientes’, estableciendo una referencia a Eva solo que en lugar de ser seducida esta imagen la destruía. Eventualmente el nombre se transformó por Guadalupe, dándole así un nuevo alias y rostro a la madre de Jesús y a la diosa Tonantzin.

Al morir Zumárraga, su lugar lo tomó el Arzobispo Dominicano Alonso de Montúfar, quien estaba convencido que el culto a la Virgen era el mejor método para adoctrinar a los indígenas.

Uno de los argumentos más comunes que utilizan los devotos de la aparición es el hecho de que según apareció de manera divina. La verdad es que el responsable de pintar el lienzo haya sido el pintor azteca Marcos Cipac de Aquino, aunque el suceso si tuvo tintes de milagro debido a que no realizó dibujos preliminares y tuvo que crearlo en unos cuantos días sin parar.

El único estudio que afirma que fue creado de forma sobrenatural ha sido replicado por centenares de católicos con el propósito de mantener viva la ilusión.

La Virgen de Guadalupe es posiblemente un mito creado por los españoles y los aztecas sumisos para controlar a toda una población, un ejemplo más de las traiciones y engaños que en la historia de la Iglesia Cristiana han existido para controlar el pensamiento de las personas.

Anuncios


ES SUMAMENTE IMPORTANTE NOS DEJES TU OPINIÓN, GRACIAS POR TU APOYO

Con información de: Cultura Colectiva, Pinterest y La Neta Noticias.