Presidentes y sus narcos: el mapa para entender el crimen organizado en México

Presidentes y sus narcos: el mapa para entender el crimen organizado en México

10 octubre, 2018 0 Por yadenunciamx

PRESI N1

FOTO DE INTERNET

De la administración de José López Portillo hasta el sexenio de Enrique Peña Nieto el crimen organizado se ha extendido por todo México sorteando las estrategias fallidas de presidentes que han pasado por Los Pinos, sin dejar acciones contundentes sobre el combate y erradicación de los grupos criminales.

En más de 40 años y con la administración de siete mandatarios, el narcotráfico ha avanzado y sigue penetrando todos los ámbitos de la sociedad, pues las políticas a corto plazo impulsadas por los distintos niveles de gobierno han ocasionado que el crimen organizado se apodere de grandes porciones del territorio.

A diez años de haber iniciado la denominada ‘guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada’, el saldo es de casi 30 mil personas desaparecidas, miles de muertos a consecuencia de las operaciones de seguridad y un gran número de desplazados debido a la violencia generalizada.

Organizaciones internacionales, incluida Naciones Unidas (ONU), han criticado duramente al Gobierno mexicano; sin embargo, la negación ha sido su principal defensa.

A continuación te presentamos una visión general de cómo ha ido evolucionando el crimen organizado en México:

Anuncios

José López Portillo (1976-1982)

Durante su gobierno, la actividad del narcotráfico se dividía de la siguiente manera:

Cártel de Oaxaca encabezado por Pedro Díaz Parada.
Organización de Sinaloa y el Cártel de Guadalajara, los cuales estaban al mando de Miguel Ángel Félix Gallardo, alias El Padrino, Ernesto Fonseca, mejor conocido como Don Neto, y Rafael Caro Quintero.
Cártel del Golfo, a cargo de Juan Nepomuceno Guerra.
Los cárteles de Guadalajara y el Golfo tenían operaciones en diez estados de la república.

Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988)

Durante su sexenio cuatro cárteles dominaban el territorio mexicano:

Cártel del Milenio y Cártel de los Valencia, dirigidos por Armando Valencia Cornelio, alias El Maradona.
Cártel de Oaxaca, encabezado por Pedro Díaz Parada.
Organización de Sinaloa y Cártel de Guadalajara, al mando de Miguel Ángel Félix Gallardo, El Padrino; Ernesto Fonseca, Don Neto; y Rafael Caro Quintero.
Cártel del Golfo, dirigido por Juan García Ábrego.
Carlos Salinas de Gortari (1988-1994)

En su administración surgieron nuevos cárteles:

Cártel de Colima y Cártel de los Amezcua Contreras, a cargo de José de Jesús Amezcua Contreras.
Cártel del Golfo, dirigido por Juan García Ábrego.
El Cártel de Guadalajara se dividió en tres:
Cártel de Sinaloa y Cártel del Pacífico, dirigido por Héctor Luis Palma Salazar ‘El Güero Palma’.
Cártel de Juárez y Cártel de los Carrillo Fuentes, cuyo fundador fue Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos.
Cártel de Tijuana y Cártel de los Arellano Félix, liderado por Francisco Rafael Arellano Félix.

Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000)

Durante su sexenio, la estructura de los cárteles se mantuvo similar a la de Salinas; sin embargo, el Cártel de Sinaloa pasó a manos de Joaquín El Chapo Guzmán; Ismael Zambada García, El Mayo; y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul.

En ese mismo periodo, el Cártel de Sinaloa se alió con el de Juárez para declararle la guerra al de Tijuana.

Anuncios

Vicente Fox Quesada (2000-2006)

En su gobierno continuaron las mismas organizaciones criminales que con su antecesor, pero en algunos casos cambiaron de líder.

El Cártel de Juárez pasó a manos de Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy.
El de Tijuana se quedó a cargo de Francisco Rafael Arellano Félix, El Tigrillo.
En el del Golfo, Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, sustituyó a Juan García Ábrego.
Además, el sexenio de Fox dio pie al surgimiento de nuevos cárteles, pues entre 2001 y 2004 el Cártel de Sinaloa mantuvo la alianza con el de Juárez para seguir disputando territorio con el de Tijuana; sin embargo, este último estableció una agrupación con el del Golfo, lo que desencadenó una encarnizada disputa iniciada por el Gobierno mexicano.

Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012)

Con su llegada al poder, el mapa del crimen organizado avanzó considerablemente, pues la llamada ‘guerra contra el narcotráfico’ provocó una fragmentación de las organizaciones criminales.

Durante su sexenio desaparecieron los cárteles Milenio, Oaxaca y Colima, pero surgieron nuevos como el Cártel de los Beltrán Leyva encabezado por Arturo Beltrán Leyva ‘El Barbas’ y Héctor Beltrán Leyva ‘El H’.

Este grupo criminal surgió del Cártel de Sinaloa en 2008 y actualmente se mantiene activo. Lo mismo ocurrió con el del Golfo, en 2003 nacieron Los Zetas a cargo de Arturo Guzmán Decena ‘Z1’ y la La Familia Michoacana en 2006; ambos mantienen operaciones.

Enrique Peña Nieto (2012-actualidad)

Con Enrique Peña Nieto, el Estado se enfrenta a nueve organizaciones criminales con presencia en 25 entidades federativas, de acuerdo con información de la Procuraduría General de la República (PGR), obtenida mediante la Ley General de Transparencia.

Operan el Cártel de Jalisco Nueva Generación y los de Sinaloa, Juárez, Tijuana, además de los Beltrán Leyva, todas escisiones de lo que fue el Cártel de Guadalajara.

Anuncios

Por estado, están distribuidos de la siguiente manera:

Cártel de Jalisco: Jalisco, Nayarit, Colima, Michoacán, Guanajuato, Guerrero, Morelos, Veracruz y Ciudad de México.
Cártel de Sinaloa: Sinaloa, Sonora, Jalisco, Nayarit, Baja California, Colima, Coahuila, Tamaulipas, Guanajuato, Guerrero, Quintana Roo, Veracruz, Tabasco, Campeche, Chiapas, Durango, Nuevo León, Zacatecas, Ciudad de México, Estado de México, Michoacán, Morelos y Chihuahua.

Cártel de Juárez: Chihuahua, Quintana Roo, Sinaloa, Morelos, Nuevo León, Durango, Coahuila, Tabasco, Oaxaca, San Luis Potosí, Zacatecas, Sonora y Jalisco.
Cártel de Tijuana: Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Durango, Chihuahua, Zacatecas, Michoacán, Nayarit y Jalisco.
Cártel Beltrán Leyva: Sinaloa, Aguascalientes, Guerrero, Sonora, Durango, Nayarit, Jalisco y Morelos.

El Cártel de Sinaloa se ha mantenido como el de mayor influencia desde su nacimiento en 1990, a pesar de que El Chapo Guzmán fue detenido el 8 de enero de 2016 en un motel de Los Mochis, Sinaloa, y extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2017.

Miembros del Ejército y de la PGR detuvieron el 2 de mayo de 2017 a Dámaso El Licenciado López, quien según las autoridades mexicanas, jugó un papel clave en orquestar el primer escape de Guzmán de la prisión en 2001 y era una de las figuras de mayor rango en el Cártel de Sinaloa.

El Licenciado se encontraba enfrascado en una lucha por el control del cártel con los hijos de Guzmán Loera. El mismo día, Víctor Geovanny González Sepúlveda, mejor conocido como El Chómpiras, operador financiero de El Licenciado, fue capturado en la colonia Tezozomoc de la delegación Azcapotzalco.

El 14 de marzo de 2018, Osiel Cárdenas Júnior, hijo del exjefe del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, fue detenido en la comunidad fronteriza de Brownsville, Texas, por posesión ilegal de armas y por suplantar a un policía.

Actualmente, el Cártel del Golfo sigue teniendo fuerte presencia y tres grupos más que nacieron de él: Los Zetas, la Familia Michoacana y los Caballeros Templarios. Estas organizaciones criminales operan en los siguientes estados:

Cártel del Golfo: Tamaulipas, Veracruz, Michoacán, Nuevo León, Coahuila, Querétaro, Jalisco, Ciudad de México, San Luis Potosí, Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Guerrero y Chiapas.

Los Zetas: Michoacán, Guerrero, Tamaulipas, San Luis Potosí, Zacatecas, Nuevo León, Coahuila, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Tabasco y Quintana Roo.

Caballeros Templarios: Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Morelos, Estado de México, Jalisco, Colima, Querétaro y Baja California.

Familia Michoacana: Michoacán, Morelos, Guanajuato, Guerrero y Estado de México.

Las estrategias fallidas implementadas por el gobierno explican, en parte, la supervivencia y fortalecimiento del crimen organizado, pero su avance no podría entenderse sin tomar en cuenta la frontera con Estados Unidos, considerado como el mercado de consumidores de estupefacientes más grande del mundo y el proveedor más importante de armas para cualquier grupo criminal.

De acuerdo con la información reflejada en la Encuesta Nacional sobre Percepción de Inseguridad (Envipe), en 2017 el ranking de los estados con mayor nivel de personas que reportan haber sido víctimas de un delito se encontraba liderado por el Estado de México, Baja California y la Ciudad de México, seguidos de Sonora, Aguascalientes, Guerrero, Jalisco, Morelos y Quintana Roo.

Anuncios


ES SUMAMENTE IMPORTANTE NOS DEJES TU OPINIÓN , GRACIAS POR TU APOYO

Con información de Alto Nivel, Narcodata y Huffpost Y lanetanoticias.com