Maritza Díaz: la historia de la amante favorita de Enrique Peña Nieto

Maritza Díaz: la historia de la amante favorita de Enrique Peña Nieto

27 octubre, 2018 0 Por yadenunciamx

PEÑA FEO 21

FOTO DE INTERNET

Maritza Díaz Hernández fue la amante favorita del presidente de la república, Enrique Peña Nieto, y en 2014 causó controversia tras revelar parte de la vida privada del mandatario a la periodista mexicana Sanjuana Martínez, con quien tuvo una larga conversación para el libro Las Amantes del Poder, publicado ese mismo año.

Según relató Maritza Díaz, Peña Nieto ha ido cambiando de esposa, pero no de amante, pues ella lo acompañó durante los últimos años de su matrimonio con Mónica Pretelini y estuvo con él luego de que se casara con Angélica Rivera.

La historia entre Peña Nieto y Maritza Díaz comenzó en el Estado de México, cuando era funcionaria de la Secretaría de Finanzas y él pertenecía a la administración de Arturo Montiel Rojas.

En ese tiempo, ambos tenían pareja, pero con el paso de los meses se enamoró perdidamente de Peña Nieto, por lo que terminó dejando a su novio para convertirse en su amante, lugar que ocuparía durante nueve años

.

Anuncios

Todo pudo quedar en una simple aventura de no ser porque en 2005 se embarazó de él y, por el bien de Enrique, Arturo Montiel le ordenó que tuviera a su hijo, a quien llamaría Diego, en Estados Unidos.

Después de un tiempo, Maritza y el pequeño Diego regresaron a México y Peña Nieto organizó todo para que no les faltara nada; sin embargo, no le propuso matrimonio, a pesar de que ya era viudo.

Maritza sabía que Peña Nieto era infiel y mentiroso, pero le resultó muy difícil aceptar que sostuviera romances públicos con Rebecca Solano de Hoyos, conductora de televisión, y posteriormente con Nora Sotocampa González, heredera de un negocio maderero.

 

Anuncios

Aunque la amante siempre tuvo la certeza de que, a pesar de sus relaciones paralelas, Enrique Peña siempre volvería con ella, en abril de 2008 el destino de ambos cambió, pues el futuro presidente de la república conoció a Angélica Rivera, quien en ese tiempo protagonizaba la telenovela Destilando Amor.

Maritza Díaz pronto vio en Peña Nieto los rasgos de una mercadotecnia aplicada con alevosía y ventaja, pues a pesar de que él mismo le había confesado que no estaba interesado en ser presidente, Carlos Salinas de Gortari y Televisa se habían encargado de posicionar muy bien su candidatura.

En diciembre de 2009, Enrique Peña fue al Vaticano en compañía de Angélica Rivera y después de algunas diligencias con el papa Benedicto XVI anunció que la pareja celebraría su enlace nupcial el sábado 27 de noviembre de 2010.

Según relató Maritza, después de casado Peña Nieto y ella continuaron protagonizando encuentros amorosos, pero su vida cambió drásticamente por la apretada agenda de él, quien aprovechaba viajes y reuniones para escaparse a verla y disfrutar unas horas con su hijo Diego.

Anuncios

Sin embargo, en diciembre de 2011 la bomba estalló, pues tras enterarse de que Angélica Rivera era propietaria de la famosa ‘casa blanca’, confrontó a Peña Nieto y descubrió que la operación de Televisa para llevarlo a la silla presidencial era integral, ya que la empresa propiedad de Emilio Azcárraga les había comprado el inmueble.

Posteriormente, Maritza Díaz comenzó a cuestionarse algunos rumores que había escuchado del hombre que fue su pareja durante nueve años, la extraña muerte de su primera esposa, Mónica Pretelini, sus nexos con el narcotráfico y un gran número de irregularidades relacionadas con la corrupción y el lavado de dinero.

Finalmente, Maritza reveló que la relación quedó entre promesas y terminó en medio de una demanda por la pensión alimenticia de su hijo Diego.

Anuncios


ES SUMAMENTE IMPORTANTE NOS DEJES TU OPINIÓN , GRACIAS POR TU APOYO

Con información de Primer Plano, Regeneración Y lanetanoticias.com