Por decir cifras que leyó ‘por ahí’, Jiménez Espriú pone en su lugar a Adela Micha

Por decir cifras que leyó ‘por ahí’, Jiménez Espriú pone en su lugar a Adela Micha

5 noviembre, 2018 0 Por yadenunciamx

adela 5

FOTO DE INTERNET

Jiménez Espriú dijo que las empresas constructoras del Naicm recibirán pagos por los gastos.

Durante una entrevista de Javier Jiménez Epriú con Adela Micha en el noticiero Por Adela, el futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dejó las cosas claras sobre lo que pasará tras la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (Naicm) y de paso puso en su lugar a Micha.

Jiménez Espriú dijo que las empresas constructoras recibirán los pagos de sus gastos en la obra, pero no obtendrán una indemnización:

Anuncios

La indemnización no hay, pero los gastos en los que ha incurrido el contratista porque mandó a hacer lo que sea, y que no son recuperables, también se les pagarán. O sea, los contratistas no perderán dinero de ninguna manera”.

En la entrevista, Jiménez Espriú dejó de lado el riesgo de que las empresas involucradas en el Naicm echen mano de instrumentos jurídicos tras la cancelación del proyecto:

Anuncios

No, no creo que pueda haber demandas porque están establecidos en los contratos los mecanismos de salida y de suspensión”.

El futuro funcionario consideró normal la respuesta que los mercados han tenido ante la cancelación, al igual que el valor del peso ante el dólar:

Nosotros al país no lo vemos como negocio y ese es el cambio fundamental, esto no es un negocio y sabemos que hay una reacción de esta naturaleza”.

Adela Micha intervino cuestionando al futuro titular de la SCT sobre la pérdida de empleo de aquellos que estaban laborando en la construcción del Naicm, e incluso se aventuró a dar una cifra y preguntó:

¿Qué va a pasar? Hay casi 40 mil empleos (…) en el nuevo aeropuerto”.

Anuncios

Jiménez Espriú pidió a la periodista repetir la cifra y explicar en dónde la escuchó, ante lo que Micha respondió que ‘por ahí’.

Lo que ocurrió después fue épico: